15 Frases imposibles de ignorar…

Autora: Lourdes Cuevas

Me rehuso a aceptar las ideas que tienen otros de felicidad para mi, como si fuera un estándar de “Talla única”… Kanye West

“Todos tenemos océanos que volar si tenemos el corazón para hacerlo. ¿Es un riesgo? Probablemente, pero… ¿Qué saben los sueños de limitaciones? Amelia Earhart.

“La mayor parte de las cosas importantes han sido alcanzadas por personas que siguen intentando cuando ya no hay señales de esperanza” Dale Carnegie.

“La Victoria está justo a la vuelta de la esquina. No te des por vencido” Nicki Minaj

“Siempre se ve imposible hasta que está hecho” Nelson Mandela

“No es que sea más inteligente, simplemente me mantengo en los problemas por mas tiempo” Albert Einstein.

“La mayor debilidad está en darse por vencido. La fórmula mas importante del éxito es intentarlo una vez mas…” Thomas Edison.

“Probablemente seas la única persona que queda creyendo en ti, pero eso es suficiente. Se necesita solo una estrella para iluminar un universo de oscuridad. No te des por vencido” Richelle E. Goodrich

“Si estás caminando a través de un infierno, no te detengas y sigue caminando” Winston Churchill.

“¡Experimenta! ¡Conoce gente nueva! Es mejor que cualquier educación universitaria, por medio de la aventura te acostumbras a lo inesperado, lo inesperado se convierte en la realidad misma. ¡Lo inevitable!” Amelia Earhart

“No fue fracaso, simplemente encontré 10,000 maneras que no funcionaban” Thomas Edison.

“Perseverancia es el trabajo arduo que se hace cuando estas cansado de trabajar arduamente” Newt Gingrich.

“No existe el fracaso hasta que se deja de intentar” Albert Einstein.

“Camino despacio pero nunca camino hacia atrás” Abraham Lincoln

“Mientras mas haces, ves y sientes, eres mas hábil para hacer y apreciar las cosas mas genuinas y fundamentales como un hogar, el amor y una compañía sincera” Amelia Earhart

¿Tienen las mujeres menos oportunidades de ser contratadas?

Autoras:

M. José González, Universidad Pompeu Fabra
Clara Cortina, Universidad Pompeu Fabra
Jorge Rodríguez, Universidad Pompeu Fabra

Un experimento sobre discriminación de género en el mercado de trabajo demuestra que las mujeres de entre 37 y 39 años tienen en promedio un 30% menos de probabilidades de ser convocadas a una entrevista de trabajo que los hombres con sus mismas características. La discriminación de género es mayor en candidatas con hijos, y se reduce, aunque no desaparece por completo, cuando tienen mayor cualificación para el puesto.

Puntos clave

  • 1. Se enviaron más de 5.600 currículos ficticios a 1.372 ofertas de trabajo reales en Madrid y Barcelona, y se compararon la probabilidades de recibir una cita para una entrevista de trabajo entre personas con currículos equivalentes que solo se diferencian en el género, en si tenían o no hijos y en el grado de cualificación para el puesto.
  • 2. A igualdad de condiciones, las mujeres tenían en promedio un 30% menos de probabilidades de ser citadas para una entrevista de trabajo que los hombres con sus mismas características.
  • 3. Las diferencias de género en el proceso de contratación eran mayores cuando los candidatos tenían hijos, aunque se reducían, sin desaparecer por completo, cuando tenían una mayor cualificación para el puesto.

Para comprender en toda su amplitud los efectos del género, el número de hijos y la cualificación en la probabilidad de ser citado para una entrevista de trabajo, la siguiente figura presenta las tasas de respuesta para diferentes subgrupos. Las diferencias de género se mantienen en todos los casos, aunque es mucho menor en el subgrupo de candidatos sin hijos y con un nivel alto de cualificación; en este subgrupo, y a pesar de la igualdad en el currículo de ambos géneros, las mujeres tienen una probabilidad ligeramente inferior de ser llamadas a una entrevista (12,4%) que los hombres (13,6%). De hecho, en ese subgrupo las diferencias entre hombres y mujeres son muy pequeñas y no resultan estadísticamente significativas. 

Probabilidad de ser llamados para una entrevista de trabajo según género, número de hijos y cualificación para el puesto.

¿Prejuicios o estereotipos?

Cuando las candidatas tienen un nivel alto de preparación para el puesto y no tienen hijos, las diferencias con respecto a hombres con la misma preparación prácticamente desaparecen. Esta circunstancia permite concluir que la discriminación de género en los procesos de contratación laboral no se debe tanto a prejuicios negativos hacia las mujeres en general, sino más a estereotipos de género, según los cuales ellas suelen ser vistas como personas menos comprometidas con el trabajo remunerado y más orientadas a la familia.

Ver artículo completo en los artículos del Observatorio Social de “la Caixa”

    

“Antes, los herejes que pensaban diferente los quemaban en la hoguera. Hoy, los invitan a Davos”​ (Seth Godin).

Autora: Lourdes Cuevas

Imagina que existe alguien que sabe todo de ti, tus miedos, tus limitaciones, tus circunstancias, tu vida, lo que no te has atrevido a hacer y las razones reales por las que no lo hiciste, tus pensamientos catastróficos, tu punto vulnerable… ¡TODO! Sería terrible para cualquiera quedar en ese punto de vulnerabilidad ante alguien más por una simple razón, serías completamente manipulable y con argumentos tan potentes, que necesitarías una fuerza sobrenatural para poder resistir esa presión.

¿No es genial? Antes, hubieras tenido que escalar una estructura totalmente rígida para llegar a la cima y tener la posibilidad de llamar la atención y que tu voz fuera considerada para ser escuchada. Eso, siempre y cuando se alineara con los protocolos y directrices de aquellos medios de comunicación que eran capaces de transmitir el mensaje y, claro… con los debidos matices y ediciones para asegurarse de que llegara a la audiencia en los criterios estándares y no fuera a generar un efecto fuera de lo habitual.

¡Hoy no! Hoy no necesitas ser jefe para poder influir en tu entorno, hoy tienes mayores oportunidades de conseguir un empleo si sabes utilizar tu fuerza y criterio para provocar cambios y generar iniciativas que si tienes las mejores notas, hoy puedes convocar a quien quieras a través de los medios digitales y puedes expresar lo que se te dé la gana, hoy la gente no compra ni pertenece a donde “debe” sino a donde “cree”. Hoy es más fácil ser líder y hoy hay menos líderes que nunca.

Si te estás animando a tomar la iniciativa, solo debes de saber que lo primero, y es ahí donde probablemente radica el problema de la escasez de liderazgo, es que hay que CREER, en algo, en lo que quieras, en lo que te mueva, en donde las horas que le dediques a tu proyecto no estén atadas a las manecillas del reloj y donde el trabajo no se considere una labor remunerada económicamente sino un placer que harías, incluso si no tuvieras ninguna recompensa a cambio. ¡Vaya filtro!

Además, como lo menciona Seth Godin, tendrás que asumir que si alguien conoce tus ideas y no cree en ellas, es culpa tuya y no de quién no cree… Que si lanzas un nuevo producto y nadie lo compra, es culpa tuya y no de quien lo rechaza… Que si se aburren en tus presentaciones, es culpa tuya también… Que si no consigues convencer para que se ponga en práctica alguna política es porque tus argumentos carecen de pasión y habilidad, no porque tus oyentes no sean lo suficientemente perspicaces. ¿O es que tú reenvías correos tediosos a tus contactos? ¿Compartes vídeos de youtube, malísimos? ¿Inviertes en un proyecto que no te mueve nada? Pues eso… si no comunica, si no inspira, si no mueve… no puedes culpar a otros.

¿Que dices? ¿Te animas? Hay un montón de personas necesitando compartir ideales y tratando de encontrar una causa que les motive a seguir, en estas épocas se necesita generar crecimiento a partir de cambios y ejércitos convencidos del cambio, no a partir de directivos que quieran menos empleados para trabajar mas horas por un salario mediocre obligando a hacer “mas por menos”. ¡Ser líder no es dirigir! Ser líder implica que tu testimonio genere seguidores y no empleados.

“Siempre es el momento correcto para hacer lo correcto” (Martin Luther King). Y hoy es indispensable generar iniciativas y dejar a un lado todas las quejas estériles, buscar opciones y dejar de poner soluciones, abrir nuevos caminos y abandonar los que no se abren. El mundo, lo que mas necesita no es derecha, centro o izquierda… ¡Necesitamos algo en qué creer!

Y para muestra… un botón. Recupero este vídeo que a pesar de no ser actual, no pierde vigencia.

Pensar positivo no es rocket science… Solo es cuestión de voluntad y técnica.

Autora: Lourdes Cuevas

Imagina que existe alguien que sabe todo de ti, tus miedos, tus limitaciones, tus circunstancias, tu vida, lo que no te has atrevido a hacer y las razones reales por las que no lo hiciste, tus pensamientos catastróficos, tu punto vulnerable… ¡TODO! Sería terrible para cualquiera quedar en ese punto de vulnerabilidad ante alguien más por una simple razón, serías completamente manipulable y con argumentos tan potentes, que necesitarías una fuerza sobrenatural para poder resistir esa presión.

El ser humano, por naturaleza (En realidad, no sé porque pero empezar con la frase “por naturaleza, suena bien…) siempre piensa lo peor antes que lo mejor, piensa que va a salir todo mal antes de pensar que saldrá bien, piensa en todos los factores adversos antes de pensar en los propensos… En fin, tenemos una adicción en el ADN a lo catastrófico aunque siendo muy honestos, difícilmente sucede lo peor si cuidamos de los elementos que componen una acción, pero cuando eso pasa no hay nada mas inútil y confortable que decir “Lo sabía” “Lo veía” “No podía salir bien”.

El punto es que pensar negativo, a pesar de ser una “PREVENCIÓN CAUTELOSA” como me lo han dicho varios, genera en nosotros una sensación estresante y muchas veces paralizante. ¿Recuerdas algún momento de inmensa felicidad? ¿Cuál era la sensación que tenías físicamente? ¿Plenitud, calma, certidumbre? sin embargo, ¿Cuál es la sensación que genera tu sistema ante todas las PREVENCIONES CAUTELOSAS de los miles de pensamientos negativos que generas por minuto? ¿Estrés, ansiedad, miedo, incertidumbre, dolor, angustia, historias inverosímiles, culpabilidad, etc, etc, etc…? Bueno, pues tu mismo podrías contestar cuál es el estado ideal para afrontar incluso lo más catastrófico… Sin duda alguna, la ecuanimidad y la calma. Esto, a pesar de ser una prueba basta del beneficio de pensar positivo, no es suficiente ante la adicción a la fatalidad que además de difícil de sobrellevar requiere un gran esfuerzo para curar.

Quiero compartir contigo un segmento de un curso que cambió mi adicción a la fatalidad, te aviso de antemano que no será bien recibido por la sociedad que te rodea, la mayoría de la gente prefiere que se le alimenten los miedos y pensamientos catastróficos que el enfoque real sin elemento dramático con una visión positiva, pero lo que si te aseguro es que poco a poco te rodearás de mas situaciones geniales y propositivas mientras se reducen las situaciones terribles y amenazantes como si fuera un acto de magia. Literal.

Cuando lleguen a tu mente estos pensamientos negativos, de miedo o paralizantes utiliza una de estas 4 herramientas para erradicarlos:

  1. Cortar. Así como lo haces en un procesador de textos, lo señalas y “LO CORTAS” insertando algo que tengas probado que te llenará de tranquilidad.
  2. Observar. Consiste en hacer consciencia del pensamiento negativo que te está “atacando”. Míralo como si fuera un extraterrestre que tuvieras que definir para un examen, obsérvalo muy de cerca, como si tú mismo fueras un tercero capaz de juzgarlo y exterminarlo como a un enemigo, sepáralo de ti. Este tipo de pensamiento solo genera efectos negativos cuando tiene poder sobre nuestra mente y en el momento de separarlo, tu recuperas el poder.
  3. Exagerar. Consiste en llevar al extremo un pensamiento… Es el teatro de lo absurdo, lo llevas a un límite tan malo e imposible de concebir que al igual que con la herramienta anterior, eres capaz de separarlo de tu sistema y eliminar los efectos que produce en ti.
  4. Crear el opuesto. Consiste en generar exactamente la opción contraria, la plenitud de la gracia y felicidad, el todo bueno a un grado casi irreal…

Al final, te darás cuenta que la realidad no cuestiona ni pide permiso a tu mente para comportarse de cierta manera y pasará lo que tenga que pasar… Sin embargo, puedes tomar por seguro que vivirás mejor, pensarás mejor, tendrás mayor capacidad de reacción y te rodearás de compañías que prefieran hablar de propuestas y no de situaciones catastróficas, lo cual, alimenta la mente y el espíritu.

Convicción mas que imposición… El modelo “post-burocracia”​

Autora: Lourdes Cuevas

Por mi vida profesional, he tenido la posibilidad de observar algunas diferencias culturales en distintas empresas, americanas, latinas y una que otra europea. La variable que siempre ha llamado mas mi atención se refiere al trabajo en equipo. Si bien es cierto que los latinos tenemos un buen desempeño en lo individual, también es una constante que la mayoría de las veces tenemos dificultades para trabajar en equipo y a pesar del talento o la capacidad para enfrentar adversidades (individualmente), el resultado final llega a ser mas pobre que el de aquellos que siendo menos brillantes tienen una mentalidad común. Esto se refleja en todo, solo hay que ver el propio desempeño de los países, la distribución de su riqueza, su corrupción, sus problemas sociales, etc.

Hace unos días se llevó a cabo el Drucker Forum 2018 en Viena, Austria. Aquí se reúnen las mentes mas privilegiadas del mundo de los negocios y comparten su visión sobre el futuro de las organizaciones. Igual que en otros escenarios, la conversación es en torno a la recuperación del contacto humano utilizando la tecnología como una herramienta y no como un medio de canibalismo.

El modelo de administración que cobra mas fuerza hacia el futuro y que a mi juicio, es la unión y evolución de muchos otros que han predominado en el pasado es el llamado “Post-Burocrático” y describo algunas de sus características esenciales.

  • Toda organización tiene una historia y una narrativa, hay un propósito claro en su razón de existir que aporta valor a la sociedad. La generación de riqueza es una consecuencia lógica a la validación de este concepto y aportación.
  • Cada organización desarrolla su cultura y terminología “única” que le permite tener un sello que la identifica y genera una relación de pertenencia entre sus integrantes.
  • El modelo se ha construido a lo largo de la existencia de la organización de acuerdo a sus necesidades, es decir, es flexible a los requerimientos que van surgiendo de una manera ágil e inteligente. No es un modelo rígido que pretende encasillar procesos o jerarquías.
  • Se basa en generar la fuerza desde los niveles mas bajos a partir del liderazgo e inspiración que provocan quienes la dirigen. Es decir, el valor más importante en los tomadores de decisiones y cabezas de empresas hacia el futuro radica principalmente en su capacidad de liderazgo.
  • El enfoque es totalmente humanista, buscando que sus integrantes aprecien tanto su desarrollo dentro de la organización que la consecuencia lógica sea lealtad y permanencia.
  • Hay una obsesión por la satisfacción al cliente y la aportación de valor a la sociedad.
  • Se orienta a lograr grandes objetivos a partir de la suma de pequeñas hazañas generando equipos reducidos logrados a partir de habilidades y competencias. No hay reglas específicas ni rigidez en la estrategia de estos equipos. Busca adaptación y eficiencia organizada ante un mundo que cambia constante y rápidamente.
  • En cuanto al “networking”, se generan ecosistemas de colaboración encabezados por líderes que provocan la acción más que jerarquías de poder y subordinación.
  • El activo más importante a desarrollar es la cultura organizacional y los valores que promueven que los individuos pertenecientes a estas organizaciones se mantengan motivados y en adherencia generando una fuerza que proviene mas de la convicción que de la imposición.

Estas organizaciones tienen el convencimiento de que los cambios se generan en todos los niveles y no solo en los directivos. Ademas, han probado que se puede trabajar a gran escala con estos equipos reducidos por competencias generando importantes utilidades.

Sin duda, me parece que este modelo merece la pena mirarlo… El mundo, la tecnología, la ciencia… se re-dirigen hacia él ser humano y la fuerza que genera la interacción y el trabajo en equipo en contraste con el individualismo que se ha vuelto parte de nuestra cotidianidad a partir de la interacción con máquinas.

Yo concluyo de la siguiente manera: “El mundo necesita líderes de carne y hueso”

Propósitos 2019… Instructivo para valientes. Versión 2.0

Autora: Lourdes Cuevas

Por mi vida profesional, he tenido la posibilidad de observar algunas diferencias culturales en distintas empresas, americanas, latinas y una que otra europea. La variable que siempre ha llamado mas mi atención se refiere al trabajo en equipo. Si bien es cierto que los latinos tenemos un buen desempeño en lo individual, también es una constante que la mayoría de las veces tenemos dificultades para trabajar en equipo y a pesar del talento o la capacidad para enfrentar adversidades (individualmente), el resultado final llega a ser mas pobre que el de aquellos que siendo menos brillantes tienen una mentalidad común. Esto se refleja en todo, solo hay que ver el propio desempeño de los países, la distribución de su riqueza, su corrupción, sus problemas sociales, etc.

¡Se acabó 2018! Y a pesar del caos de la temporada, los regalos, los reencuentros, los cierres apresurados de ventas y las rendiciones de cuentas, sin duda uno de los ejercicios mas valiosos es la lista de propósitos para el siguiente periodo de 12 meses, medida que utilizamos como referencia para básicamente todo.

La lista de propósitos, es un hábito muy útil y valioso por varias razones. La primera, el proceso que implica tomar un tiempo de reflexión, aislado del caos y los dispositivos de comunicación digital (Estos “tiempos de reflexión” están en peligro de extinción). La segunda, obedece al ejercicio mental de la selección de objetivos y prioridades que, forzosamente, deben encontrar una secuencia lógica y razonada para ser planteada sobre un papel lo cual implica literalmente “MUCHO” y sin duda permite que la mente lo registre aunque, ni siquiera, se tomen acciones para su cumplimiento porque ha quedado plasmado, claro y razonado, lo cual da vida a ese propósito. (Antes de esto, simplemente no existía). Y por último, la tercera razón, es dejar una huella de la propia vida y realizar uno de los ejercicios humanos de mas valor que es la honesta “Autoevaluación“.

Curiosamente, hace unos días recuperé un libro que no se anda con tonterías. Es duro, directo y muy exigente… A mi juicio, un gran libro: “The 10X Rule, Grant Cardone”. He abstraído algunas ideas de su contenido que quiero compartir para este proceso de establecer los propósitos del 2019 no sin alertar sobre su peligro inminente. Son reglas para valientes. VERSION 2.0.

  1. Prohibido disminuir el alcance del objetivo, ante esta tentación, aumentar la cantidad de acciones a tomar para alcanzar el objetivo original.
  2. Si se ha tratado de minimizar la importancia de aquello que no se ha podido alcanzar… ¡Detenerse inmediatamente! Solo hay dos opciones, asumir la responsabilidad de no haberlo logrado o buscar la forma de hacerlo.
  3. La definición de éxito puede ser diferente para cada uno, sin embargo es una obligación definirlo y alcanzarlo. El éxito siempre viene acompañado de una serie de acciones previas, la suerte parece ser un aliado del trabajo constante.
  4. Prohibido pensar en términos de restricciones y límites. Los objetivos se establecen por convicción y no por la facilidad de alcanzarlos.
  5. Imposible ejecutar grandes acciones si no se asume responsabilidad y riesgo, sí se han de tomar los créditos de un triunfo, de igual manera hay que hacerlo frente al fracaso.
  6. Si se ha decidido por voluntad propia no tomar acción para alcanzar los objetivos, almacenar la energía y esfuerzo de buscar excusas… Utilizarla en replantear el camino. Si por el contrario, se decide tomar acción aceptable en promedio (Las mas peligrosas por ser socialmente correctas) se debe asumir que serán insuficientes para lograr una diferencia. En cambio, si realmente el compromiso es tomar acción total, prepararse para enfrentar problemas, señal clara de que se está en el camino de lograr el propósito.
  7. Nunca establecer un objetivo basado en la competencia, la energía de una persona no debe encaminarse a perseguir a otros. Cada uno marca su camino y es ahí donde se debe enfocar.
  8. El miedo es el mejor aliado, experimentarlo es la señal mas clara de que es el momento de tomar acción. El miedo se elimina con acción.
  9. Asumir que tomar decisiones implica exposición al juicio de terceros, especialmente aquellos que han decidido no hacerlo. Es una señal clara del avance sobre el camino correcto.
  10. Recordar 3 elementos fundamentales: Respeto y trabajo en equipoEl conocimiento nunca es suficiente; Todos los excesos son malos excepto la gratitud.

Ante esto, no hay nada que agregar… Supongo que solo queda lugar para desear un muy feliz 2019.

El tiempo… “Es aquello que mas añoramos y de lo que hacemos peor uso”​ (William Penn)

Autora: Lourdes Cuevas

Por mi vida profesional, he tenido la posibilidad de observar algunas diferencias culturales en distintas empresas, americanas, latinas y una que otra europea. La variable que siempre ha llamado mas mi atención se refiere al trabajo en equipo. Si bien es cierto que los latinos tenemos un buen desempeño en lo individual, también es una constante que la mayoría de las veces tenemos dificultades para trabajar en equipo y a pesar del talento o la capacidad para enfrentar adversidades (individualmente), el resultado final llega a ser mas pobre que el de aquellos que siendo menos brillantes tienen una mentalidad común. Esto se refleja en todo, solo hay que ver el propio desempeño de los países, la distribución de su riqueza, su corrupción, sus problemas sociales, etc.

No sé si sea yo la única persona en percibir, al escuchar la palabra “tiempo”, una sensación escalofriante de escasez. Pareciera que a medida que avanza la vida el tiempo se vuelve un recurso altamente valioso del que sabemos muy poco. La ciencia lo define como la magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, pero es verdad que hasta ahora, lo único cierto es que resulta imposible retroceder en él y recuperarlo, con lo cual, la inversión hecha en su manejo puede ser de los mejores objetivos a alcanzar en el 2019.

Dicho esto, lo primero que merecería la pena ubicar son los objetivos… ¿Qué no es una gran inversión dedicar un par de horas a definir prioridades? ¿Qué no vale la pena saber cuáles actividades aportan valor a nuestro propósito y cuales corresponden al ocio, la diversión y el descanso que también ocupan un lugar indispensable? En la búsqueda de estas respuestas, encontré algunas referencias de Dan Silvestre (www.dansilvestre.com), Roger Seipe (Train your Brain for Success) y David Allens (Getting Things Done), que me parecieron útiles y valiosas para compartir.

El patrón de productividad: Cada uno de nosotros tenemos diferentes hábitos, horarios y circunstancias, pero es verdad que hay un par de horas en el día que somos más productivos y que nuestra mente está más despierta. ¡Hay que identificarlas! y proceder a bloquearlas en la agenda para dedicarlas a todo aquello que implica el trabajo de construcción, creatividad, desarrollo.

“To Do List”, una de las actividades mas valiosas y mas molestas de realizar diariamente, incluso, si se vuelve parte del calendario y se es capaz de agruparlas, la labor es sin duda mas eficiente y fácil.

Delegar, aunque cueste tiempo y una importante dosis de paciencia, hay que delegar y confiar en la capacidad de quién se ha seleccionado para hacer una labor. Recuerda que las instrucciones deben de ser muy claras, que si pides resultados, no tienes que involucrarte en el proceso a menos que sea requerido, en cambio, si te enfocas en los procesos, tendrás que hacerte responsable de los resultados obtenidos. La parte fundamental de esto está en la claridad con la que seas capaz de comunicar.

Límites de tiempo precisos al desempeñar diferentes tareas. La mente registra estos límites y se enfoca para completarlos.

Adiós a las distracciones. La mente tarda 23 minutos y 15 segundos, de acuerdo a un artículo publicado por la Universidad de California en regresar al enfoque total después de haberse distraído. El multitasking es una pérdida de tiempo. Hay que apagar notificaciones, mantenerse alejado del móvil, guardar los artículos interesantes para leerlos después, desconectar del WiFi y no involucrarse en social media, al menos en las horas definidas para ese proceso de crear.

La regla de los dos minutos: “Todo aquello que puede ser hecho en menos de dos minutos, hay que hacerlo inmediatamente. Todo aquello que su elaboración tarda mas de dos minutos hay que empezarlo o agendarlo” Esto ayuda a evitar que las actividades se vayan postergando.

El poder de decir NO. Haz una lista con los 20 objetivos más importantes que aportan valor y selecciona los 5 principales… Todo aquello que no quede incluido en estos 5 hay que decir NO.

Ley de Pareto. El 20% de las actividades genera el 80% de los resultados, el 20% de los correos genera el 80% de las conversaciones importantes, el 80% de las distracciones provienen del 20% de las fuentes de información disponibles, el 80% de los problemas proviene del 20% de los proyectos.

Herramientas de automatización para evitar el desgaste de toma de decisiones en procesos que no requieren talento (Zapier)

Cuando hay un proyecto o labor que es muy extensa, la mejor manera es dividirla en partesy ejecutarla una por una hasta completarla.

Menos reuniones, más eficientes y con una agenda previamente compartida con los participantes para enfocarse en los temas de manera asertiva.

¡Adiós al perfeccionismo! Hay mucha actividades que no llegan nunca a ser completadas porque carecen de perfección. “La mejora continua es mejor que el perfeccionismo retrasado” Mark Twain.

“To Don’t List” que consiste hacer una lista de todos aquellos hábitos que buscamos eliminar y que al hacer el esfuerzo de identificarlos y definirlos constituyen el primer paso de tenerlos conscientes para lograrlo.

Considera valioso el tiempo de ocio, descanso y recreación. Busca dedicarle un espacio en tu semana.

Y si todo esto parece una lista interminable de deberes inalcanzables, recuerda que la finalidad es precisamente lo opuesto, son hábitos que permiten que el tiempo de descanso no esté lleno de culpa por la lista de labores, y por el contrario, el tiempo de trabajo no se convierta en una pesadilla enfocada en la necesidad del descanso. Sin duda uno de mis propósitos de año nuevo…

Conexión humana, comunidad y veracidad… Los objetivos más buscados incluso en la tecnología.

Autora: Lourdes Cuevas

Por mi vida profesional, he tenido la posibilidad de observar algunas diferencias culturales en distintas empresas, americanas, latinas y una que otra europea. La variable que siempre ha llamado mas mi atención se refiere al trabajo en equipo. Si bien es cierto que los latinos tenemos un buen desempeño en lo individual, también es una constante que la mayoría de las veces tenemos dificultades para trabajar en equipo y a pesar del talento o la capacidad para enfrentar adversidades (individualmente), el resultado final llega a ser mas pobre que el de aquellos que siendo menos brillantes tienen una mentalidad común. Esto se refleja en todo, solo hay que ver el propio desempeño de los países, la distribución de su riqueza, su corrupción, sus problemas sociales, etc.

Hace un par de meses tuve la oportunidad de asistir al Web Summit 2018 en Lisboa, Portugal. Impresionada por la dimensión del evento de tendencias tecnológicas y con cierta confusión frustrada, por la cantidad de información disponible que uno quisiera digerir de una manera casi mágica, mas la necesidad de escoger (Lo cual implica renunciar) ahí mismo las conferencias a las que quiere asistir entre un montón de opciones en las que cada una promete mas que la anterior, decidí junto con mi socia y acompañante separarnos para escuchar lo mas posible y no perder tiempo. Al final, nos reunimos e intercambiamos ideas, notas y datos relevantes. Pudimos identificar tres ideas que se repetían constantemente y que a mi juicio, marcaron la tendencia más importante hacia el futuro de la tecnología, mas allá de todos los conceptos de IA, blockchain, unicornios y nubes.

  1. La necesidad de regular o verificar la veracidad de las fuentes que alimentan los buscadores.
  2. La necesidad de motivar a las personas a recuperar la conexión humana. Probablemente nuestros hijos vean con cierta familiaridad que cada año existe un nuevo modelo de smartphone con actualizaciones inverosímiles que generan expectativas con meses de anticipación antes de su lanzamiento, pero hace relativamente muy poco tiempo vivíamos totalmente desconectados del mundo virtual y curiosamente, conectados en el mundo real. La tecnología ha tenido una velocidad tan extrema que hemos perdido la capacidad de percibir los olores y sabores que nos rodean, nos hemos acostumbrado a mantener mas fácilmente una conversación por WhatsApp que lograr periodos de atención suficientes para demostrar a la persona que tenemos a un lado cierto interés por un problema y muchos otros efectos de los cuales hoy por hoy somos mas que conscientes… ¿Será posible por la suma de voluntades generar este cambio o habrá que esperar a un suceso catastrófico que genere la necesidad absoluta de regresar a la conexión humana? Cualquiera de las dos, es claro que no hay otra puerta de salida.
  3. La necesidad de segmentar el sistema de macro-comunidades sociales por grupos más pequeños que compartan intereses y puedan tener una afiliación real.Curiosamente, Mark Zuckerberg explicó en el 2017 la necesidad de crear comunidades humanas ya que el trastorno de nuestra época corresponde a la falta de integraciones que compartan el mismo propósito y se den apoyo. (Poco tiempo después surgió el escándalo de Cambridge Analytica y por desgracia este discurso perdió fuerza a pesar de su importancia real) A lo largo del tiempo, las comunidades de contacto real se han ido desintegrando generando mas soledad y trastornos depresivos en un planeta que está cada día mas conectado en comunicación “virtual”. Igualmente, cada día escuchamos hablar sobre este tema y los efectos sociales a futuro, la pregunta es… ¿Cuál es el grupo, comunidad o afiliación a la que perteneces o estás creando?

Creo fielmente en que estos tres conceptos que repitieron prácticamente todos los “gurús” del futuro tecnológico es algo para tomar realmente muy en serio, solo la fuerza de la unión, el compartir estos ideales y generar estas comunidades podrán recuperar lo esencial en la conexión humana que, sin duda, es el patrimonio real de las siguientes generaciones.

Trabajar en un equipo sin confiar en él, es como construir un edificio a partir del 5° piso… ¡Imposible!

Autora: Lourdes Cuevas

Por mi vida profesional, he tenido la posibilidad de observar algunas diferencias culturales en distintas empresas, americanas, latinas y una que otra europea. La variable que siempre ha llamado mas mi atención se refiere al trabajo en equipo. Si bien es cierto que los latinos tenemos un buen desempeño en lo individual, también es una constante que la mayoría de las veces tenemos dificultades para trabajar en equipo y a pesar del talento o la capacidad para enfrentar adversidades (individualmente), el resultado final llega a ser mas pobre que el de aquellos que siendo menos brillantes tienen una mentalidad común. Esto se refleja en todo, solo hay que ver el propio desempeño de los países, la distribución de su riqueza, su corrupción, sus problemas sociales, etc.

Me parece un tema tan importante que he tratado de observar y descubrir en donde radica la esencia del problema y todos los esfuerzos me llevan siempre a un mismo lugar… ¡La desconfianza! Somos educados bajo la premisa de que hay que “cubrirse las espaldas”, que estamos rodeados de “envidiosos” que tratarán de obstaculizar nuestro desempeño y que no hay cabida a la “vulnerabilidad” porque en un instante, alguien se aprovechará de ello y quedaremos maniatados sin posibilidad alguna de sobrevivir. ¿Cómo podemos enfocarnos en alcanzar objetivos propios, y ya ni se mencione comunes, cuando se vive en un ambiente con este grado de hostilidad?

En lo personal me gusta creer en la gente y debo decir que he tenido una suerte infinita y siempre una gran experiencia que valida esta creencia, pero cuando lo comunico recibo una multitud de argumentos de las razones por las que esto es un error, así que he decidido hacer un planteamiento a pesar de asumir que el mundo esta rodeado de envidiosos, que hay que cubrirse las espaldas y que nadie puede notar ningún signo de vulnerabilidad. La propuesta se basa en “CONFIAR”, así literal, de una manera salvaje y honesta… ¡CONFIAR!

Pretender alcanzar objetivos de equipo sin empezar por la confianza resulta como construir un edificio sin cimientos a partir del quinto piso… ¡Imposible! Si no soy capaz de creer en un miembro de mi equipo es porque yo mismo no merezco que crean mí ¿Que pasaría si en lugar de vivir en situación de defensa, utilizamos esa energía en aportar valor a ese equipo que logrando sus objetivos nos pondrá en una situación de victoria a todos los que participamos de el? Bien lo dice Eckhart Tolle en su libro “El Poder del Ahora”, el 99% de las cosas que tememos, nunca se materializan.

Nuestra sociedad está marcada por la soledad. Es momento de empezar a generar historias, motivación, liderazgo. Hay que regresarle al mundo sus conceptos más básicos y sin duda LA CONFIANZA es uno de ellos.

Termino citando a Emilio Duró, autor del concepto “Coeficiente de Optimismo” en una entrevista que le hicieron hace algunos meses en Ibiza. “Mi consejo a los empresarios es que hagan un trabajo que les apasione, que intenten aportar algo positivo a los demás, que no pierdan la ilusión, que no se rindan, que sean optimistas, que pongan pasión en todo lo que hacen, que sean humildes y generen confianza…”

“Super-Poderes Generadores de Energía”

Autora: Lourdes Cuevas

Hay esos días, incluso épocas que cuesta trabajo hasta moverse, pareciera que el cuerpo se llena de plomo y la cabeza se satura de alguna sustancia viscosa y espesa que le impide moverse con agilidad, las sábanas pesan, la comida no sabe y el entorno se borra. Obedeciendo a nuestro género humano, que no reconoce fácilmente lo que tiene hasta que lo pierde, añoramos esos momentos de energía y actitud que pareciera ser la receta para verlo todo diferente y avanzar, hacia donde sea, pero avanzar.

Estos son los momentos en los que una receta de “Super poderes” vendría a la mar de bien. La buena noticia es que la fórmula de esos “Super poderes” es mucho más sencilla y alcanzable de lo que nos imaginamos y en realidad solo consiste en tomar algunas iniciativas muy básicas y simplemente, la magia sucede.

Es imposible sentir gratitud y tener una actitud negativa simultáneamente. El simple hecho de alimentarse de recuerdos, pensamientos o situaciones que implican un sincero sentimiento de gratitud cambia completamente la sensación de vacío. Pero si el pesimismo (Sustancia espesa y viscosa del cerebro) impide recordar estas situaciones, hay un truco que no falla… Consiste en hacer algo por alguien más. Hay un proverbio budista que dice que nadie puede iluminar el camino de otro sin iluminar el propio.

Otro punto clave en la generación de estos “Super poderes” implica seleccionar los “inputs”. Las lecturas, imágenes, palabras y personas que están en nuestro entorno influyen radicalmente en él. Aléjate de todas esas fuentes de información que no te acercan a tu propósito… Selecciona lo que entra en tu sistema. El equivalente sería cocinar un gran platillo con malos ingredientes… ¡No va a pasar! Aléjate de lo que drena tu energía, si bien el morbo de estar “Conectado” puede ser una conducta adictiva, el beneficio de estar “Desconectado” es total.

Si tuvieras dos mascotas y alimentaras solo a una de ellas ¿Qué pasaría con la otra? Sin duda alguna llegaría el momento que moriría, igual pasa con tu capacidad de enfoque. Si tu atención está centrada y alimentando situaciones terribles ya sean propias o ajenas, estas van a crecer y multiplicarse, es ley de vida… Enfócate en alimentar solo aquello que merece la pena y lo demás, tarde o temprano, simplemente morirá.

Si has llegado hasta este punto de la lectura y sigues dudando que esta sea una receta generadora de “Super poderes de energía” al menos sonríe, si es posible, también ríe… Si no puedes, haz como si lo hicieras, si te cuesta mucho busca la forma o la persona que te inspire a hacerlo o mejor aún, ríete un poco de ti mismo. Es mucha la energía que se utiliza en asumir un papel central en el mundo y en realidad vivir es más fácil que eso.