¿Cómo negociar con éxito cualquier cambio?

Por Linda Swindling. Este artículo fue publicado originalmente en www.lindaswindling.com.

Negociando un cambio que no querías

El cambio proviene de muchas fuentes. En el trabajo, puedes enfrentarte a una forma diferente de hacer negocios, comprender un software o lanzar un nuevo producto. Los cambios pueden deberse a una estructura de informes diferente, un nuevo jefe, un despido, una fusión o adquisición, una transferencia de trabajo o la dirección de un equipo diferente. Constantemente, los medios informan cambios de liderazgo y política a amenazas económicas y de seguridad pública. Ahora agrega cambios personales a este mix: como enfermedad, la muerte de un ser querido o un divorcio. Incluso los eventos felices como el matrimonio y un nuevo bebé requieren negociar tu vida de manera diferente.

Ya sea que el cambio haya sido planeado o sea una sorpresa, a menudo tienes más control y opciones de las que crees. De verdad!

Una razón por la cual los negociadores maestros crean estrategias es para liberarse y poder manejar los cambios a medida que ocurren. La planificación de situaciones anticipadas y áreas de preocupación les permite a los profesionales permanecer presentes ante desafíos y oportunidades desconocidos.

Secretos para negociar a través del cambio. Aquí están algunos:

  1. Ten una visión para un cambio exitoso. Pregúntate: “¿Cómo se vería, se sentiría y se sentiría un resultado positivo?”, “¿Cómo podría este cambio ayudarme a mejorar mis habilidades o avanzar en mi carrera?” Y “¿Cuál es el mejor paso a seguir para mí personalmente? y profesionalmente?
  2. Encuentra un “socio en el cambio”. Su pareja puede ser un mentor, un entrenador, una amiga o alguien que haya negociado con éxito un cambio similar. Encuentre a alguien con una actitud positiva que sea honesto contigo y tenga sentido del humor.
  3. Está dispuesta a transformarte. Este cambio podría ser un gran avance. ¿Estás dispuesto a mejorar o mejorar tus habilidades? Transformar requiere que cambies interna y externamente. Acepta que puedas necesitar aprender nuevas habilidades, mejorar tu mentalidad o alterar cómo tuviste éxito en el pasado.
  4. Falla y aprende. La falta de conocimiento puede hacerte sentir confundida y asustada. Recuerda que el fracaso es parte del aprendizaje. Trátate como tratas a otros que están aprendiendo y fracasan en sus intentos, y aliéntate para el próximo intento.
  5. Luchar por el progreso, no la perfección. Ser perfecto es el enemigo de negociar un gran cambio. Concédete el permiso para no ser el mejor al principio. Examina tus esfuerzos y tu progreso a medida que avanza es mucho mejor que el estancamiento y la parálisis por análisis.

Vive en la pregunta!

Negociar requiere hacer preguntas. Hacerte preguntas te ayudará a aclarar lo que quieres hacer. Ya sea que estés negociando un cambio que se siente como un colapso o un avance, házte estas preguntas:

  • Si supiera que no fallaría, ¿qué querría?
  • ¿Cuáles son mis buenas razones para querer ese resultado?
  • ¿Vale la pena mi tiempo y esfuerzo para seguir esta dirección?
  • ¿Qué haría el mejor profesional que conozco en esta situación?
  • ¿Cuál sería mi mejor primer paso?
  • ¿Qué o quién podría servir como recurso?
  • ¿Cómo celebraré cuando alcance hitos pequeños y grandes en el camino?
  • ¿Qué obstáculos o desvíos podría enfrentar?
  • ¿Qué puedo hacer o decirme a mí misma si encuentro obstáculos.

El cambio ocurre de igual manera, si es nuestra idea o una sorpresa.

El cambio puede ser desordenado, trayendo confusión y frustración. Negociar te brinda una forma de tomar el control de lo que puede dejarse abierto a la posibilidad.

¡Ve a negociar!

El valor de hacer las cosas que te asustan  

Autora: Emily Triplett Lentz. Artículo publicado online aquí y traducido por el equipo de Alas to Win.

Sin duda estás familiarizada con el dicho de “hacer una cosa todos los días que te asuste”.

La cita a menudo se atribuye erróneamente a Eleanor Roosevelt, quien dijo algo mucho más significativo:

“Ganas fuerza, coraje y confianza con cada experiencia en la que realmente te paras a mirar el miedo a la cara. Puedes decirte a ti mismo: He vivido este horror. Puedo tomar lo siguiente que viene: “Debes hacer lo que crees que no puedes hacer”.

La directiva para “enfrentar tus miedos” a menudo se reduce a tópicos: ¡Hacer cosas aterradoras te ayudan a crecer! ¡La magia sucede fuera de tu zona de confort! Aunque los sentimientos sean bien intencionados, son inútiles sin el por qué.

Y debido a que el miedo cumple un propósito real e importante: mantenernos fuera de peligro, la directiva para asustarnos a propósito es cargada.

Entonces, ¿cuál es el argumento científico para hacer cosas que te asustan?

¿Por qué enfrentar tus miedos?

En When Things Fall Apart, Pema Chödrön cuenta la historia de un joven guerrero que aprende a vencer el miedo preguntándole al miedo cómo se puede hacer. El miedo le dice:

“Mis armas son que hablo rápido y me acerco mucho a tu cara. Entonces te pones completamente nervioso y haces lo que yo te diga. Si no haces lo que te digo, no tengo poder. Puedes escucharme y puedes respetarme. Incluso puedes ser convencido por mí. Pero si no haces lo que te digo, no tengo poder “.

En otras palabras, el miedo es un matón. Te dice qué hacer, y cuando lo obedeces, gana poder. Sin embargo, cuando reconoces lo que te dice el miedo pero haces lo contrario, creas coraje.

“Un individuo desarrolla coraje haciendo actos corajudos” – Aristóteles

Eso está en línea con el concepto de autoeficacia que Albert Bandura cita con frecuencia, que explica cómo nos volvemos más o menos capaces dependiendo de las experiencias previas. Las personas que se han desempeñado bien en el pasado tienden a creer que lo mismo se mantendrá para el futuro y “abordan las tareas difíciles como desafíos que deben dominarse en lugar de amenazas que deben evitarse”:

Una perspectiva tan eficaz fomenta el interés intrínseco y la profunda absorción de las actividades. Se establecen objetivos desafiantes y mantienen un fuerte compromiso con ellos. Aumentan y mantienen sus esfuerzos ante el fracaso. Recuperan rápidamente su sentido de eficacia después de fallas o contratiempos. Atribuyen el fracaso al esfuerzo insuficiente o al conocimiento y habilidades deficientes que son adquiribles. Abordan las situaciones amenazantes con la seguridad de que pueden ejercer control sobre ellas. Una perspectiva tan eficaz produce logros personales, reduce el estrés y disminuye la vulnerabilidad a la depresión.

Pero, ¿cómo puede prepararse para una “perspectiva eficaz” para comenzar, de modo que el volante gire de la manera que desea?

Piensa en el peor de los casos

“El miedo es tu amigo”, dice Tim Ferriss en su charla TED. “El miedo es un indicador. A veces te muestra lo que no debes hacer. La mayoría de las veces te muestra exactamente lo que debes hacer. Y los mejores resultados que he tenido en la vida, los momentos más agradables, han sido de hacer una simple pregunta: ¿qué es lo peor que puede pasar?

Es un enfoque ampliamente favorecido por los psicólogos del comportamiento. En su éxito de ventas de 1987, Feel the Fear and Do It Anyway, la Dra. Susan Jeffers recomienda que piense en el resultado que le da más miedo, para que luego pueda considerar cómo lo trataría si sucediera. El miedo nunca desaparece realmente, ni debería hacerlo. Pero confrontarlo es la forma de avanzar.

“Mucha de la necesidad de ser productivo es el terror de que las cosas se desmoronen”. Judd Apatow

Eso puede ayudar a explicar el éxito de los empresarios que practican lo que Jim Collins llama “paranoia productiva”: al planificar lo peor que podría suceder, están preparados para capear la tormenta cuando ocurra. Collins llama a estos líderes exitosos “fanáticos paranoicos y neuróticos”.

Como escribe la psicóloga Amy Bucher, hacer algo aterrador puede “inspirar resultados excepcionales”.

“Así como parece haber un nivel óptimo de estrés para el crecimiento y el aprendizaje, una cierta cantidad de miedo puede conducir a un alto rendimiento. El miedo indica que hay algo de consecuencia en la línea, una razón para hacer un esfuerzo “.

Como líder, debes sentir el tipo de miedo que puede conducir a resultados excepcionales. “El miedo debería guiarte”, dijo una vez Bill Gates. “Considero el fracaso de forma regular”.

Cómo enfrentar (y superar) tus miedos

El enfoque científico más efectivo para eliminar el miedo es exponerse sistemáticamente a lo que lo asusta, comenzar de a poco y desarrollar tolerancia a medida que avanza.

“La exposición es sin duda la forma más exitosa de tratar las fobias, los trastornos de ansiedad y los temores cotidianos de cualquier tipo”, dice el neurocientífico Philippe Goldin. “Simplemente, exponernos repetidamente a lo que tememos, idealmente de manera positiva, reduce gradualmente la respuesta fisiológica al miedo hasta que desaparezca, o al menos sea manejable”.

“Evitar el peligro no es más seguro a largo plazo que la exposición directa. Los temerosos son atrapados tan a menudo como los audaces. ”- Helen Keller

Un estudio, por ejemplo, encontró que los pacientes con claustrofobia que fueron tratados con terapia de exposición mostraron que el 79 por ciento mejoró en un grado clínicamente significativo, frente al 18 por ciento en el grupo de control. Otro experimento mostró mejoras clínicas y estadísticamente significativas entre los participantes que recibieron terapia de exposición en el tratamiento de la fobia a las arañas.

El miedo nos hace hacer lo contrario de lo que es mejor para nosotros.

Al igual que con el estrés y otras emociones “negativas”, una cierta cantidad de miedo es saludable, incluso beneficioso. La insidiosidad del miedo se esconde en la línea invisible entre lo que es saludable y lo que no.

El desafío es determinar cuándo escuchar el miedo y cuándo ignorarlo.

Esa línea, y por lo tanto la determinación de obedecer nuestro miedo o enfrentarlo, aparece cuando preguntamos qué es lo que más nos conviene a largo plazo.

“Evitar es la respuesta natural al miedo”, dice la neurocientífica Daniela Schiller, “pero no es la que funciona”. En mi caso, el miedo me dice que evite el dolor, práctico hasta cierto punto, hasta que necesite un refuerzo de vacunación o algo así. eso me hace mejor a la larga.

“El secreto de la vida es este: cuando escuches el sonido de los cañones, camina hacia ellos”. – Marcel France

Cuanto más escuchas el miedo, más poder le das. Afortunadamente, lo contrario es cierto: cuanto más te enfrentas al miedo, más control tienes. Una vez que entendemos eso, podemos exponernos sistemáticamente a las cosas que nos asustan y, de ese modo, impulsarnos hacia adelante.

5 maneras de salir de tu zona de confort  

Artículo publicado en inglés aquí. Traducido por el equipo de Alas to Win para ser agregado a este blog.

Ya sea que se trate del mismo peinado o estilo de gestión, es demasiado fácil establecer una zona de confort alrededor de las rutinas y una sola manera de hacer las cosas. Pero cuando esto se mantiene durante demasiado tiempo, esa zona de confort puede sentirse sofocante e incluso obstaculizar tu crecimiento personal y profesional. Dar un salto es aterrador, pero hay algunas técnicas que puedes utilizar para aumentar tu confianza y comenzar a salir de tu zona de confort.

Aquí hay cinco de nuestras técnicas favoritas.

  1. Tenga un diálogo abierto y honesto sobre los problemas que has estado reacia a abordar.
    Tener un diálogo abierto implica hacer preguntas difíciles, ya sea sobre tus clientes o sobre ti misma. ¿Qué te detiene? ¿Cuáles son los problemas que crees que podrían estar frenando tu crecimiento comercial o alcanzar tus metas personales? Si haz estado arrastrando los pies para lanzar esa publicación o evitando ese evento de trabajo al que realmente no quiere ir; siendo abierta y honesta al abordar el problema de frente te sacará de esa zona de comodidad complaciente.
  2. Agita tus rutinas.
    ¿Siempre te has quedado con el mismo tono de lápiz labial porque sentías que otros no le hacían justicia al tono de tu piel o a la forma de tu cara? ¡Prueba uno nuevo! Toma una ruta diferente al trabajo u otros lugares que frecuentas y mira qué lugares nuevos descubrirás. Es posible que tengas un patrón que sigas de manera constante, pero romper este patrón puede presentarte nuevas personas e ideas, incluso si es algo tan pequeño como decidir que te gustan las diferentes mezclas de café por la mañana.
  3. Conoce gente nueva y conversa con extraños.
    Las relaciones cómodas con familiares de confianza, amigos, parejas y colegas de trabajo son a menudo la base de nuestra vida cotidiana. Pero también necesitas conocer gente nueva y obtener perspectivas imparciales, además de nuevas. Ten una conversación con un extraño total en un espacio de trabajo conjunto o evento de redes, o simplemente entabla una conversación en un lugar público como un parque, biblioteca o restaurante. No tienes que tener la conversación más profunda sobre temas cruciales: simplemente obtener una nueva perspectiva sobre cualquier cosa, desde preferencias de entretenimiento hasta tus comidas favoritas, puede hacer que pienses en estas cosas aparentemente familiares de manera muy diferente y, por lo tanto, te saque de tu zona de confort.
  4. Prueba algo que normalmente no hubieras considerado.
    ¿Tienes ese amigo que siempre intenta que corras un maratón con él? ¿O tal vez siempre quisiste probar el contenido de video para tu negocio, pero te sentiste demasiado tímida ante la perspectiva?. ¡Toma ese riesgo y ve por ello! Solo saldrás de tu zona de confort si intentas cosas nuevas, y no hay mejor manera de hacerlo que probando algo en lo que no habías pensado antes. Puede ser una nueva estrategia de negocios o proponerle una idea a tu gerente, o algo en el frente personal como hacer trabajo voluntario durante el fin de semana o unirte a un amigo en un pasatiempo que aman, pero nunca lo intentaste. Incluso si no sale bien, te sentirás más fuerte y seguro por haberlo intentado, además puedes alejarte de la experiencia con una nueva historia que contar.
  5. Renunciar al control de algo en tu vida, incluso si es solo un poco.
    Nos gusta tener control sobre cómo manejamos nuestros negocios y nuestras vidas. Pero a veces necesitas dejar que alguien más tome el volante y desafiarte a salir de tu zona de confort. Es posible que desees responder correos electrónicos de cierta manera, pero contratar a un asistente virtual podría ser obligatorio si tu bandeja de entrada comienza a acumularse.
Al salir de la forma en que normalmente haces las cosas, amplías tu visión del mundo y te vuelves más segura y resistente en el proceso.

Cómo hacer ‘networking’ cuando no tienes tiempo para ‘network’

Artículo publicado originalmente aquí en inglés.

Hay beneficios incalculables para la creación de contactos. Casi las tres cuartas partes de las personas dicen que están influenciadas directamente por la primera impresión y presentación de alguien y el 85% de los trabajos se llenan a través de conexiones personales y redes. A pesar de esto, una de cada cuatro personas no lo hace en absoluto y el 41% que quiere hacer más networking simplemente no tiene tiempo.

Tu vida esta ocupada. Hacer rutinariamente el circuito de conocer y saludar puede ser una cosa más en tu lista de tareas pendientes para la que simplemente no tienes tiempo. Pero el valor es demasiado grande para ignorarlo por completo. Afortunadamente, en la era digital, existen alternativas: formas de mantenerse en contacto con las personas y crear nuevas conexiones sin reuniones, almuerzos y happy hours que requieren mucho tiempo. Veamos tres formas de aprovechar al máximo el poco tiempo que tienes.

Aprovecha un grupo de reunión local

Una de las partes más intensivas en tiempo de las redes es encontrar a las personas adecuadas para pasar el tiempo. Hay sitios web y servicios en línea diseñados exclusivamente para sortear este problema. Algunos de los más efectivos incluyen:

  • Meetup fue creado con el objetivo explícito de ayudar a personas de ideas afines con intereses similares a encontrar y relacionarse entre sí localmente. Descargue la aplicación móvil y podrá encontrar docenas de grupos locales en los que reunirse y conectarse con personas. La mejor parte de Meetup es que puedes concentrarte estrictamente en las conexiones profesionales.
  • Grupos de Facebook: Facebook es una red social universal, con más de 2,41 billones de usuarios activos mensuales en todo el mundo. Si bien no está diseñada explícitamente para eventos, la plataforma se ha convertido en una de las más grandes del mundo debido al gran tamaño de su base de usuarios. Ya sea con un grupo del que ya eres parte o no, es probable que haya docenas de eventos locales entre los que puedes elegir.

Oportunidades de redes virtuales

Si bien puedes usar las herramientas de red anteriores para conocer a personas en persona, hay un número igual de alternativas virtuales que le permiten conectarse con personas sin salir de su oficina. Para muchos profesionales ocupados, esta es la única forma en que se creará una red. Afortunadamente, la tecnología lo hace posible. Algunas de las oportunidades de redes digitales más impactantes incluyen:

  • Foros en línea: los foros digitales te permiten enviar mensajes y responder a conversaciones desde cualquier parte del mundo en tu dispositivo móvil. Los grupos de Facebook, los grupos o las páginas de LinkedIn y más son todos los lugares principales para invertir tiempo en la construcción de relaciones en línea.
  • Reuniones de eChapter: varios grupos de redes ofrecen reuniones de eChapter donde los miembros de cualquier parte pueden participar en presentaciones interactivas y sesiones de redes. Para aquellos en ubicaciones remotas o aquellos demasiado ocupados para asistir a reuniones regulares, esta es una excelente oportunidad para construir una red en ciernes.
  • Hangouts de Skype y Google: si bien hay muchas herramientas para conocer a nuevas personas en un entorno más amplio en línea, a veces quieres comunicarte y mantenerte conectado con un grupo más pequeño. Las herramientas gratuitas de videoconferencia, como Skype, Hangouts de Google y Zoom, proporcionan una solución fácil de usar en la que puede realizar conferencias en una gran cantidad de personas en un grupo de redes distribuidas geográficamente.

Convertirse en un líder de pensamiento

Internet proporciona un amplificador a cualquier persona con una voz que quiera ser escuchada. Y cuando hablas, las personas de ideas afines gravitarán. Pensar que el liderazgo es una forma fantástica de establecer contactos pasivos y conocer nuevas personas con las que de otra manera no te involucrarías Algunas formas en que puede hacer esto incluyen:

  • Publicación social diaria: Aproveche las redes sociales. Publica nuevo contenido en LinkedIn en particular todos los días, pero también en Twitter y Facebook cuando tenga algo interesante para compartir o un nuevo artículo para publicar.
  • Producción de contenido: el contenido puede ser de cualquier forma, pero cuanto más publique y más relevante sea para su audiencia, mejor. Algunas opciones de bajo costo incluyen blogs, comenzar un podcast, escribir artículos largos o publicaciones en LinkedIn, compartir en foros de la industria o producir un boletín electrónico.
  • Estar dispuesto a decir sí: si alguien te pide tu opinión, proporciónela. Di sí a las oportunidades para hablar en eventos locales o en tu oficina. Di sí cuando alguien te envíe un correo electrónico con preguntas sobre algo que es importante para su carrera. Está dispuesta a salir de tu zona de confort para construir tu red, especialmente si vienen a ti.

Los beneficios de las redes son inmensos

No importa qué tan ocupada estés, encuentra tiempo para conocer gente nueva y construir continuamente tu red. Te dará la oportunidad de crear y fomentar nuevas relaciones que serán beneficiosas para tu carrera no solo en el futuro inmediato, sino en muchos años por venir.

¿Te sientes descontenta? Ese es el trampolín hacia tu mejor vida.

Esta artículo se publicó originalmente en www.NganHNguyen.com.

Autora: Ngan Nguyen

No siempre sabemos cuál es nuestro propósito en la vida o cuál debería ser nuestro verdadero camino, pero sí obtenemos pistas y esto proviene de nuestro descontento.

No siempre sabemos cuál es el propósito de nuestra vida, o podemos tener sueños y estar abrumadas por ellos. Sin embargo, una cosa es segura: si nos sentimos inquietas o descontentas, ¡no estamos viviendo nuestros sueños! Los sentimientos de descontento y los anhelos de algo más, incluso cuando no estamos seguros de lo que nos atrae, son en realidad llamadas de una parte más profunda de nosotras mismas para perseguir nuestro mayor bien. Descubrimos el verdadero deseo al notar primero el descontento.

Cuando experimentes descontento o te sientas inquieta y no estés segura de por qué, no lo rechaces sólo porque no sabe lo que significa. Cuando apagas tus anhelos te entumeces y paralizas y no puedes crear algo más interesante. Trae esos rumores internos al frente de tu mente. Estos rumores te empujan hacia una existencia más significativa y te instan a no conformarte con la mediocridad. Al abrirte a ellos, estás permitiendo que tu descontento te guíe hacia tu propósito.

Convierte el descontento en un peldaño descifrando el mensaje.

“Me gusta mi trabajo”

Aprende a convertirte en tu mayor autoridad en tu vida y tus deseos son los mejores regalos que puedes darte a ti misma.

También debemos estar atentas a los mensajes de quienes nos rodean y no dejar que otros nos critiquen para qué apaguemos nuestros sueños, o incluso nuestro descontento. La inquietud es nuestra vida hablándonos, diciéndonos que hay más allá afuera y que no estamos aquí para llevar vidas limitadas y estrechas. Permite que tu verdadera voz sea más fuerte y suene más verdadera que la de cualquier otra persona. No estamos aquí para conformarnos con menos de nuestro propósito, ni debemos conformarnos con lo que otros nos limitan. Todas y cada una de nosotras tenemos un potencial infinito para crear lo que sea que queramos crear.

Hay una gran cantidad de información disponible que promete ayudar de cualquier manera que podamos imaginar. No hay escasez de información y puedes encontrar miles de artículos y libros sobre casi cualquier tema, sin embargo, la gente todavía está buscando respuestas. La respuesta no viene de fuera de ti. Los libros y la información son herramientas, y las herramientas se usan mejor cuando tienes un objetivo en mente. La claridad sobre el objetivo proviene de volverse hacia tu descontento, hacerse las preguntas correctas, escuchar y descifrar las pistas. Después de obtener claridad sobre lo que desea, todas las herramientas e información disponibles serán mucho más impactantes y efectivas porque conocerás la imagen más amplia de lo que deseas.

El descontento no aparece en nuestras vidas sin ninguna razón. Es una señal de que algo necesita cambiar.

El descontento es la primera necesidad del progreso – Thomas Edison

Los sueños y los deseos nos atraen, tiran de nosotras, nos hablan y no nos dejarán solas porque no estamos destinadas a vivir vidas estrechas. Deja que estas fricciones internas se froten hasta que creen la chispa que encenderá el fuego de tu propio propósito. Sabrás cuando tu deseo es sincero cuando solo hablar de ello te da energía e incita la motivación en ti, incluso cuando la fruición está muy lejos. Aprovecha tu energía positiva para participar en el plan que te espera. Al hacerlo, honrarás tu descontento y dejarás que te lleve a tu mayor bien.

“Estrategias de Guerra que aplican a la Vida.”​

Publicado: Augusto 18, 2019

Autora: Lourdes Cuevas

Hace unos días mi hija me compartió un libro que compró en la calle por un par de Euros, me dijo que era un verdadero tesoro… ¡Me sorprendió! ¿Qué es aquello que para una universitaria de 21 años resulta un tesoro? Desde luego me di a la tarea de leerlo, y llego a la conclusión de que no solo tiene razón en su percepción, sino que además admiro su curiosidad e interés por entender como funciona ese concepto llamado “Estrategia” que acorta caminos, vuelve recto el terreno sinuoso y acerca objetivos.

El libro es “El Arte de la Guerra” Sun Tzu. He recopilado algunos textos que no necesitan ningún tipo de explicación, hablan y se interpretan por sí mismos.

Preparándonos para la guerra

“Lo mejor no es ganar 100 batallas de cada 100. Lo ideal es vencer al enemigo sin luchar.”

Quien conoce al enemigo y a sí mismo no corre peligro ni en una batalla de cada 100. Quien no conoce al enemigo pero se conoce a sí mismo vencerá una batalla y ganará otra. Quién ni conoce al enemigo ni se conoce a si mismo, corre peligro en toda batalla”

“La invencibilidad está en uno mismo y la vencibilidad está en el enemigo. La vencibilidad se puede prever pero no controlar. Ante uno invencible conviene una actitud defensiva pero ante uno vencible, una agresiva.

“El que sabe hacer bien la guerra es aquel que toma posiciones en un sitio invencible por un lado y por otro. No deja que se le escape la victoria. Su ejército vence primero para luchar después y su enemigo lucha primero para buscar la victoria después”

El buen estratega sigue este camino: Medir, Sopesar, Calcular, Comparar, Vencer.

“Mandar sobre muchos es como mandar sobre pocos, basta con hacer grupos pequeños.

“Evitar la derrota depende cómo empleamos lo convencional y lo no convencional. Lo convencional lleva al choque, lo NO convencional lleva a la victoria.

“El que sabe hacer la guerra se procura la fuerza y se apoya en sí mismo, si se apoyara en individuos y estos estuvieran a salvo se quedarán en sus posiciones, pero si se sienten en riesgo, se moverán.”

“Si somos un ejército unido y el enemigo diez divididos, es como si fuéramos diez contra uno siendo nosotros muchos y el enemigo pocos.”

“Ya que hay veces que no se escuchan las voces y no se ve lo que hay que ver, conviene usar banderas, estandartes, tambores y gongs… Así las tropas son como un solo hombre con dos ojos y dos oídos. Cuando se genera tal unidad, no sólo los valientes avanzan ni solo los cobardes se quedan atrás“.

“El riesgo del ejército es perder el vigor, pero el riesgo del general es perder el corazón y solo podrá evitarlo esperando en ORDEN la llegada del DESORDEN.

“Al hacer la guerra no conviene pensar que el enemigo no va a aparecer sino prepararse para su llegada. No conviene asumir que no se va a luchar sino preparase para ser invencibles en la lucha.”

“Cuando la gente ve que las órdenes son bien ejecutadas, extrae las consecuencias y se te adhiere. Así pues, el que se asegura que sus órdenes son bien ejecutadas tendrá gente de confianza y la gente depositará su confianza en él.”

Cuando veas segura la victoria y tu señor te prohiba luchar, ¡Puedes LUCHAR! Cuando veas segura la derrota y tu señor te mande luchar ¡Puedes NO LUCHAR! Porque aquél que entra en batalla sin buscar la gloria, que retrocede sin temor al castigo y que tiene por único objetivo proteger a sus hombres y dar a su Señor todo beneficio, es una joya para todo reino.”

“Al que mira sus soldados como hijos, se le sigue hasta la muerte. Si es generoso en exceso será incapaz de dirigirlos; si les toma cariño en exceso, será incapaz de mandarles; si los trata de manera desordenada, será incapaz de gobernarlos y se volverán como niños mimados: INúTILES.”

“No puede un Señor ir a la guerra por un enfado ni puede un general lanzarse a la batalla por estar airado. Hay que actuar solo cuando hay un beneficio y permanecer inmóvil cundo no lo vaya a haber. Porque lo que fue enfado puede convertirse en agrado, y lo que fue ira puede convertirse en calma, pero no volverá a la existencia un estado que haya desaparecido ni a la vida un muerto.

Decide qué tipo de vida quieres realmente … y luego di NO a todo lo que no sea eso.

Sobre el Autor: Whitnie Wiley es la fundadora de Shifting Into Action.

Esta publicación se publicó originalmente en LinkedIn. Fue traducido por Pilar Macchiavello para el blog de Alas to Win.

No, es una oración completa

Hoy salí a caminar escuchando el audiolibro “Los principios del éxito” cuando el autor, Jack Canfield, dijo: “No, es una oración completa”. Esa declaración me llamó la atención, porque me parece interesante que la gente realmente tenga problemas para decir: NO.

La gente piensa que enfocarse significa decir sí a lo que debes enfocarte. Pero eso no es lo que significa en absoluto. Significa decir no a las otras cien buenas ideas que hay – Steve Jobs

En mi columna de la revista Association of Corporate Counsel Docket, “The Power of NO”, publicada en septiembre de 2018, describí la importancia y las muchas ventajas de poder decir no sin culpa.

Algunas personas confunden decir no con ser mezquino o malvado. Y aunque puede haber casos en los que ese sea el caso, la mayoría de las veces no es más que uno que protege sus valores y prioridades.

Cuando decimos no a las cosas que no son importantes para nosotros o tan importantes como otras cosas que tenemos la opción de hacer, hacemos espacio para las cosas en las que realmente debemos centrarnos. Todos tenemos tiempo y recursos limitados y una de las principales causas de agotamiento es estirarse demasiado.

Al aprender a decir no ingeniosamente, pero definitivamente, hacemos espacio para aquellas cosas que valoramos y somos libres de usar nuestros recursos limitados donde más importan. Cuando decimos que no, no hay necesidad de explicar o dudar.

Steve Jobs tuvo uno de los mejores resúmenes sobre por qué tenemos que decir que no, “La gente piensa que enfocarse significa decir sí a lo que debe enfocarse”. Pero eso no es lo que significa en absoluto. Significa decir no a las otras cien buenas ideas que hay. Usted tiene que escoger con cuidado. De hecho, estoy tan orgulloso de las cosas que no hemos hecho como las cosas que he hecho. La innovación es decir no a 1,000 cosas “.

Es algo en lo que necesita estar trabajando que puede ser la diferencia en obtener la promoción que desea o lanzar un nuevo producto o servicio. Si está gastando su tiempo en cualquiera de cientos de otras cosas, aunque es potencialmente importante pero no de máxima prioridad, se está engañando a sí mismo de lo que realmente desea. Pesar las prioridades en competencia puede ser difícil, pero es esencial si vamos a maximizar nuestro impacto.

Por ejemplo, uno de mis dichos favoritos es “los escritores escriben”. Pero si soy totalmente honesto, hay momentos en los que preferiría hacer algo más que escribir. Sin embargo, si voy a alcanzar mis objetivos como autor, es imprescindible que no solo tome el tiempo para escribir, sino que ponga esta actividad por encima de cualquier actividad que tenga una prioridad menor, digamos como … ver atracones de películas en Amazon Prime. En otras ocasiones, mi necesidad prioritaria es descansar o relajarme y una o dos horas de observación compulsiva es justo lo que me recetó el médico.

Al final, la única forma en que podemos mantener nuestras prioridades es saber cuáles son. Eso requiere priorizar la introspección y el establecimiento de objetivos. Una vez que tenemos claro lo que queremos y por qué, estamos en condiciones de elegir entre aquellas cosas que compiten por nuestra atención, lo que nos permite simplemente decir que no.