Un mensaje para las emprendedoras que luchan con lo que pueden cobran

Por: Scarlett Darbyshire
Traducido por el equipo de Alas to Win para este blog.

💭 Pensamiento del día!

Acabo de terminar un evento de networking, con la carga que preocupa a muchos de los dueños de negocios presentes allí. Dicen ‘Estoy cobrando demasiado’ o ‘Realmente necesito el dinero a pesar de que sé que el presupuesto no está lo suficientemente cerca’ o más común: ‘El cliente dice que no pueden pagarme y lo quieren más barato’. ¿Qué se supone que tenemos que hacer entonces?

✊ Les dije, manténganse firmes, USTEDES LO VALEN.

USTEDES LO VALEN

Nunca debes basar tus tarifas en lo que crees que el cliente puede pagar. Básalos en tu experiencia y el valor que aportarás a su negocio. Si piensan que es demasiado, muestra cómo tu trabajo tendrá un gran impacto beneficioso para ellos ahora y en el futuro y comunica por qué el costo es lo que es. Si aún te piden que bajes de precio, continúa con otro cliente. De lo contrario, creas una expectativa de que siempre cobrarás poco.

Nadie te dará más dinero del que pides, así que no te valores por debajo.

Una vez, un cliente “negoció” una tarifa para un projecto. Me rendí a su pedido y cada trabajo adicional después de eso trató de reducirme el valor a un precio más bajo. Cuando le llamé la atención al respecto de eso, me dijo “estaba negociando … así es como funcionan los negocios” 🙄

Finalmente tuve el coraje de decir que no y simplemente me alejé.

Afortunadamente, nosotros, los dueños de negocios, hemos aprendido las primeras señales de alerta que muestran que un cliente será un trabajo arduo, con una negociación impetuosa de tarifas, siendo una de ellas.

Habiendo dicho eso, lo entiendo. Si te ofrecen dinero y no tienes nada en el banco, con las facturas acumuladas hasta por los ojos, puede ser muy tentador tomar el dinero y hacer el trabajo. Aunque infelizmente. Si esa es la situación en la que te encuentras, entonces si tiene que reducir tu tasa, reduce tu oferta para que coincida con el nuevo valor.

El cliente quiere pagar $XXX menos, entonces deberás hacer menos publicaciones en el blog, escribir menos artículos por mes, reducir el número de palabras, no incluir el paquete de retoque de sus fotos, publicar menos publicaciones en las redes sociales en menos canales … o lo que considere apropiado para tu industria.

Si estás en condiciones de ser firme y decir no a bajar tu tarifa, se profesional y simplemente diga algo como: “Lo siento, estoy fuera de tu presupuesto. Siempre estoy feliz de trabajar en eso más adelante cuando pueda cumplir con mis tarifas “.

Solo asegúrate de estar feliz de hacer el trabajo en TUS términos. ¡Eres tu propio jefe, puedes elegir uno los beneficios con los que trabajas y por cuánto dinero!

¡Decir no a los malos clientes que no te respetan a ti, a tu trabajo o a tu tiempo, solo abre tu tiempo para trabajar con los que sí lo hacen! ¡Y hay muchos negocios encantadores por ahí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s